Ideas y consejos para añadir puertas correderas en tu hogar

(Por habitissimo)

Las puertas correderas son una maravilla: ahorran espacio, son altamente decorativas y muy útiles para dividir espacios o esconder rincones de la casa que no quieres que queden a la vista. Hasta hace algún tiempo, no eran muy comunes en España, sobretodo las que se conocen como puertas de tipo granero, que son de madera y de estilo rústico. Pero ya se empiezan a ver y todo apunta a que han llegado para quedarse. De modo que, si estabas pensando en cambiar las puertas de tu casa, ¡no te pierdas este post! Te damos algunas ideas para que veas dónde y cómo puedes ponerlas.

 

1.Puertas correderas sin obra.Antes de nada, debes saber que hay puertas correderas que no necesitan hacer obra y otras que sí. Las que no necesitan realizar obra es porque van montadas sobre un sistema de rieles y poleas que se instala directamente sobre la pared. Este sistema hace que la puerta se desplace por encima de la pared, estando siempre visible.

 

 

2.Puertas correderas con obra.Las puertas correderas que necesitan obra son aquellas en las que, al abrirse, la puerta queda escondida dentro de la pared. No es visible. Para lograrlo, se levantan unos tabiques de obra para que la puerta quede recogida entre la pared y el tabique. Son igual de útiles y también decoran, pero es un sistema distinto, en el que la puerta pierde cierto protagonismo decorativo.

 

 

3.Con el herraje a la vista.Dentro de las puertas correderas que no necesitan obra, existen distintos tipos de herrajes para instalarlas; varían en su forma, material y visibilidad. Los más decorativos son los herrajes a la vista. Es decir, que se ve el sistema sobre el cual se desplaza la puerta. Los más habituales son metálicos, de color negro y con dos poleas o rodamientos que corren por encima de un riel.

4.Con el herraje oculto.No a todo el mundo le gusta que se vean los herrajes, a pesar de que, en cierto modo, son parte del encanto de las puertas correderas. En este caso, el sistema de rieles y rodamientos queda oculto dentro de una guía o un marco en la parte superior de la puerta.

5.Simples.Colocar una sola puerta corredera es, quizás, la opción más habitual. Cumple exactamente la misma función que una puerta normal, solo que tiene más encanto y te permite ganar espacio.

6.Dobles.Hay estancias grandes como salones, comedores o dormitorios tipo suite, en los que la abertura permite colocar dos puertas correderas. Esta es otra alternativa para integrar este tipo de puertas en tu hogar. Ya sean visibles u ocultas, al rodar sobre la superficie de la pared te permiten ahorrar espacio y ganar en estilo.

 

7.Diseños rústicos.Las puertas correderas de tipo granero, rústicas y de madera, tienen un encanto que seduce a cualquiera. Son las que más se han puesto de moda en el ámbito de la decoración de interiores y no es de extrañar. Transmiten calidez y le dan un aire entre vintage e industrial al espacio. La madera se puede; pintar, decapar, restaurar, el abanico de posibilidades es inmenso.

8.Diseños modernos.No todas las puertas correderas son de madera y rústicas. Las hay que tienen una línea más moderna y minimalista. Para estos diseños más actuales se suelen utilizar otros materiales como el metal, el cristal o tableros de melamina.

9.Combinación de materiales.La combinación de materiales da mucho juego a la hora de diseñar puertas correderas. Las hay que combinan madera con cristal, metal con cristal o metal con madera. Una de las combinaciones más habituales son las puertas correderas con pequeñas ventanas, ya sea en un diseño más o menos moderno.

10.Una solución para espacios esquineros.Las funcionalidades de las puertas correderas son infinitas. Fíjate, por ejemplo, en cómo las puertas correderas pueden ser muy útiles en espacios esquineros como el baño de la imagen.

11.Puertas rústicas.Y cómo no, las puertas correderas son la mejor opción para dividir espacios amplios, como por ejemplo: el salón del comedor, el comedor de la cocina, o el baño del dormitorio. Dividen, decoran y ahorran espacio. ¿Qué más se les puede pedir?

12.Para ocultar rincones.Como no ocupan apenas espacio, las puertas correderas son geniales para ocultar rincones como la despensa o el lavadero de tu casa. En la puerta de la imagen se ha aplicado pintura de pizarra, una fantástica idea para la cocina, allí podrás anotar recetas, recordatorios o dejar que los niños dibujen en ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas