Nueva entrega de “Chapuzas en la obra”

Nueva entrega de “Chapuzas en la obra”.

La foto que véis tiene ya muchos años, la saqué en una visita a obra en Construcción de tercer curso. Nuestro querido profe, sustituto del adorable Campano (nótese el sarcamo), nos llevo a ver una obra que estaba llevando en la localidad de Zamora (muy de agradecer, todo hay que decirlo).

Cuando ya habíamos terminado la visita, no sin una innumerable lista de infortunios que pasaron por golpes en la cabeza con tablas (bendito casco de obra, no se porqué se quejan los obreros por llevarlo) y demás, llegamos al fin a reunirnos debajo de esta maravilla “obril”. También hay que decir que el profesor sacaba pecho orgulloso, ya según él: “en sus obras nunca se cortaba una vigueta”. Y….ZAS, uno de mis compañeros me dice, “mira encima de él”.

Como no podía ser de otra manera, sacamos fotos del extraño fenómeno y se lo comunicamos, os podéis imaginar el cabreo que tenía y las risas que nos pegamos los demás.

 

 

Y ahora lo más importante, ¿sabéis las consecuencias de cortar una vigueta? y mucho más importante, ¿cómo resolver la chapuza?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas