Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios

El BOE de 12 de junio de 2017 ha publicado el Real Decreto 513/2017, de 22 de mayo, por el que se aprueba el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios (RIPCI), cuya entrada en vigor será dentro de 6 meses. A continuación vamos a hacer un pequeño resumen con lo más destacado a tener en cuenta por los proyectistas, ya que el reglamento viene cargado de exigencias para los productos (equipos, sistemas o sus componentes), los instaladores y los mantendores, pero no tanto de requisitos de proyecto, que es lo que nos interesa arquitectos.

 

Un aspecto interesante a destacar es la referencia a productos no tradicionales o innovadores para los que no existe norma, que deberán contar con una evaluación técnica favorable de la ideoneidad para su uso previsto. Por ejemplo, las mantas sectorizadoras con agua irrigada:

 

 
Fuente: AICONSISTEMAS

También se hace referencia a los “modelos únicos” que son aquellos equipos y sistemas diseñados específicamente para una isntalación determinada. Estos modelos únicos deberán contar con un proyecto firmado por técnico titulado competente, en el que se se acredite el cumplimiento de todas las prescripciones de seguridad exigidas por el reglamento, especificando las características técnicas de:

  • Diseño.
  • Funcionamiento
  • Instalación
  • Mantenimiento.

 

Pero, ¿cómo afecta en el diseño del edificio este nuevo reglamento?. En realidad hay pocas referencias dimensionales o condiciones constructivas. Pasamos a ver algunas de ellas:

– Altura de colocación de los equipos: En el siguiente esquema se puede ver gráficamente qué exige el reglamento para los extintores, BIES y pulsadores manuales de alarma (para el resto de instalaciones no existen condiciones expecíficas).

Además de los elementos del esquema anterior, las tomas de los sistemas de columna seca situadas en el exterior y las salidas de planta deben ternr el centro de sus bocas a 0,90 m sobre el nivel del suelo.

– Distancias máximas para equipos: El RIPCI regula la distancia máxima que debe existir entre cualquier origen de evacuación y un elemento de protección o entre elementos:

  • Pulsadores manuales:  25,00 metros desde cualquier origen de evacuación.
  • Extintores: 15,00 metros desde cualquier origen de evacuación.
  • BIE: 50,00 metros entre BIES (mangera plana o semirrígida). En cualquier caso, la totalidad del sector deberá estar cubierta por BIEs cuando sean necesarias, considerando el radio de acción el equivalente a la longitud de la manguera más 5,00 metros (la longitud máxima de mangera es de 20,00 metros si son planas y 30,00 metros si son semirrígidas).
  • Columnas secas: La distancia entre las columanas secas debe ser inferior a 60,00 m, medidos sobre recorridos de evacuación. Cada columna debe disponer de toma en fachada.
  • Mantas ignífugas: Se colocarán en aquellos puntos en los que se estime mayor probabilidad de uso.
  • Hidrantes: Para considerar una zona protegida por hidrantes contra incendios se deben cumplir que la distancia de recorrido real, medida horizontalmente, a cualquier hidrante, sea inferior a 100 m en zonas urbanas y 40 m en el resto; que al menos, uno de los hidrantes (situado, a ser posible, en la entrada del edificio) tenga una salida de 100 mm, orientada perpendicular a la fachada y de espaldas a la misma. En el caso de hidrantes que no estén situados en la vía pública, la distancia entre el emplazamiento de cada hidrante y el límite exterior del edificio o zona protegidos,medida perpendicularmente a la fachada, debe estar comprendida entre 5 m y 15m.

Además de lo anterior, es necesario conocer que junto a los equipos “tradicionales” (BIES, extintores, columna seca…), el reglamento incluye otros como sistemas fijos de extinción por polvo, sistemas de extinción por agentes extintores gaseosos, por aerosoles condensados, mantas ignífugas…

En todos los casos,  para la puesta en servicio de las instalaciones, el Reglamento de Instalaciones de Protección contra Indencios (RIPCI) establece dos supuestos:

  1. Establecimientos y zonas de uso industrial regulados por el Reglamento de Seguridad contra Incendios en Establecimientos Industriales. La instalación de los equipos y sistemas de protección contra incendios requerirá la presentación de un proyecto, redactado conforme a lo establecido en la norma UNE 157653 o documentación técnica, ante los servicios competentes en materia de industria de la Comunidad Autónoma.
  2. Edificios incluidos en el ámbito de aplicación del DB-SI “Seguridad en caso de incendio“. Se atendrán a lo dispuesto en el punto anterior en lo relativo a la presentación del correspondiente proyecto.

Y para la puesta en servicio se requiere:

  1. Un certificado de la empresa instaladora, emitido por un técnico titulado competente designado por la misma, en el que se hará constar que la instalación se ha realizado de conformidad con lo establecido en el RIPCI y de acuerdo al proyecto o documentación técnica.
  2. Disponer de un contrato de mantenimiento suscrito con una empresa intaladora habilitada.

Por 2g-asesoramiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas